Smokers Delight una nueva propuesta de Fall Guy

Navegando por internet uno se puede encontrar con propuestas realmente interesantes, frescas y alternativas. Smokers Delight de Fall Guy es una de ellas. En un trabajo compuesto de 10 canciones, este artista norteamericano, procedente de Cincinnati, nos invita a realizar un viaje a través de la música que todos conocemos.

RAP DEVIL and RAP GOD es la primera composición con la que se abre Smokers Delight. Al principio, podemos sentirnos algo extrañados con la música que estamos escuchando. Sobre todo si no estamos acostumbrados a las voces reverberizadas. Sin embargo, este trabajo no solo dará una marca especial a todo el proyecto de Fall Guy, sino que escucharemos cómo en las siguientes piezas este cantante termina por apropiarse de canciones que tenemos muy mentidos dentro de nuestro imaginario.

Aquellos nostálgicos o jóvenes de los 90 conocen muy bien aquel éxito de Vanilla Ice. Ice Ice baby se hace presente en el disco de este joven estadounidense nada más y nada menos que acompañada de las melodías tan famosas que Michael Jackson puso de moda en Beat it. Esto, junto a la voz característica de Fall Guy, nos va a dar una pieza que pasa de ser una simple reinterpretación a una nueva canción que todos conocemos y a la vez reconocemos.

A lo largo de Smokers Delight podemos escuchar las fuertes influencias que el hip hop y el rap tienen en la música de Fall Guy, tanto en las melodías como en las letras. Algo del punk se puede notar. Sobre todo, en esos acordes atonales que resaltan de manera potente. Las voces guturales nos recuerdan a influencias del Death Rap, o tal vez incluso del Rap Metal. Este fenómeno de todo tipo de influencias musicales, tan característico de esta generación, no hace sino recordarnos lo mucho que puede potenciar hoy en día el consumo masivo de música por internet.

La última canción de este trabajo termina de confirmar las sospechas con las que podemos comenzar Smokers Delight. Bohemian Rhapsody (VERSE 1-3) ya no solo es la apropiación de la icónica canción de Queen, es un gesto con el que Fall Guy hace suya la letra cantada por millones. No extrañamos la hermosa voz de Freddy Mercury porque sabemos que el trabajo de este joven artista va más allá de solo el cover. Se intenta establecer una nueva canción hecha de otra famosa. Y se logra.

Fall Guy pertenece a esos nuevos artistas que desde muy temprana edad seguro estuvieron alrededor de todo tipo de música. Como un adolescente que va escuchando todo tipo de artistas y que en su proceso de autodescubrimiento personal va a creando su propio camino en la música, Fall Guy nos expone en Smokers Delight todo un aparato que juega y gusta con la música que todos reconoceremos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.